27 septiembre, 2008

Pequemario con traje blanco



Ahí donde lo vemos, y por extraño que parezca, el mundo de Super Mario Bros era un nido de bugs y errores. Son varios los que están registrados en internet, muchos de los cuales parecen inverosímiles, pero mi favorito sigue siendo el que permite que Mario lance bolas de fuego con su traje blanco sin aumentar de tamaño.

Para conseguir que esto suceda, al enfrentarse contra Koopa (hay que ir grandecito), es necesario esquivarlo y luego dejar que nos toque mientras cogemos el hacha del otro lado del puente, todo esto de forma simultánea. Más adelante, en la siguiente fase, sólo hay que coger una seta , luego una flor y... petardazo al canto.

Hay otros dos errores derivados de éste, a cual más absurdo. Si un enemigo toca al fontanero en ese extraño estado, Mario se hace grande en lugar de morir. El otro bug sucede si el pequemario se enfrenta a Koopa y éste lo toca en el momento en que alcanza el hacha (acción obligatoria para activar el primer glitch). Mario muere, pero el juego continúa como si nada.

Por cierto, los japoneses llaman a estos bugs “técnicas secretas”, curiosa forma de perdonar las cagadas de un juego.

2 comentarios:

Roy Ramker dijo...

Muy buenas estas técnicas secretas! Me encantan todos estos "detalles" no tan conocidos de los juegos.

Por cierto, pásate por Otakufreaks que tienes un premio por recoger por tu esfuerzo y calidad :)

Dani dijo...

"Mario muere, pero el juego continúa como si nada."

Y así poder observar a los koopas en su entorno natural sin enemigos que les acechen.

Relacionados: