15 febrero, 2009

Unas partiditas a... Rambo Arcade



Con solo ver la imagen superior, creo que entenderéis perfectamente por qué decidí probar esta recreativa. El gran Segata Sanshiro en persona fue el encargado de presentarla al público hace escasos meses, y aprovechando la última visita que hice al Geoce Sega de Kagurazaka (unos salones humildes, pero con encanto), un amigo y un servidor decidimos contribuir con unos yenes a engrandecer su leyenda y de paso, disfrutar un buen rato.

Rambo es el típico arcade de disparos, aunque quizás con más balas de la cuenta (a veces te olvidas de que tienes que recargar y todo). Las fases del juego mezclan situaciones de las diferentes películas que protagonizó Stallone. La primera, por ejemplo, está sacada de Rambo III. La segunda, de la cual no pasé, proviene de Rambo II.



Por lo que pude entender, la primera misión consiste en el rescate del coronel Trautman. La nube de enemigos que por lo general se le viene encima al bueno de John es impactante, pero como se toman su tiempo en disparar, coser a tiros a los rivales no es muy complicado, que digamos. Una buena idea sería no jugar a las tantas de la noche, como yo hice, pues con mejores reflejos seguro que uno puede llegar lejos. Y cito lo de los reflejos porque de vez en cuando sale algún soldado de la nada, aparece en primer plano y te hace comer metralla si no estás lo suficientemente despierto.



Lo mejor que tiene el juego, sin duda, es el modo "odio" que puedes activar durante la partida. La pistola que se utiliza (convencional y ligera, nada del otro mundo) cuenta con un botón especial en un lateral que puedes pulsar cuando te ves muy apurado para así liberar la ira de Rambo. El héroe de guerra se pone a gritar y vacía el cargador de su fusil en un ataque desesperado que barre toda la pantalla al ritmo que el jugador marca. Divertido, efectivo y brutal.

Vicio finiquitado; una cosa menos que hacer por Japón de las que tenía pendientes. Una lástima que el avatar del juego no fuese el del propio Segata Sanshiro, si no habría sido ya el acábose. Muy recomendable para jugar en compañía e ideal para los que tenemos a Segata en nuestros corazones. Y para los aficionados a las pelis de Rambo, quizás también.

4 comentarios:

Hara Hara! dijo...

Ah me disgustan las pelis de Rambo xD
Tiros por tirar, bueh, lo que mas me ha gustado del post es ver al gran Sanshiro vestido de rambo, de ningun juego se desaprovecha todo xDDD

Tatoon dijo...

Hola, Chibimogu
! quién pudiera ! esos salones recreativos que tenéis por allí, son la envidia.

Tienes que publicar en el blog un "reportaje" completo, con fotos "of course" de todas las máquinas de SEGA... así podemos hacernos una idea desde España, de como sería el "paraiso". :P

Afortunados vosotros. ¡Que lo disfrutéis!

Chibimogu dijo...

Buenas! La idea es hablar de vez en cuando de las máquinas que pruebe y que considere especiales por un motivo u otro, tampoco es que tengan que ser necesariamente buenas (ni solo de SEGA, que yo le doy a todo) :D

Tatoon dijo...

Claro, hombre !! te entiendo.
Yo hablaba desde mi corazón de fanboy de SEGA... :P pero estaría bien que publicaras algunas fotos de los salones, por curiosidad.
Saludetes !

Relacionados: