29 enero, 2009

La auténtica PSX


Bueno, creo que ya va siendo hora de hablar no sólo de videojuegos perdidos y olvidados, sino de un poquito de hardware de ése del que los japoneses son los únicos en poder disfrutar. Y para ello traigo conmigo la PSX, la "consola / DVD-R" que Sony puso a la venta por tiempo limitado antes de que irrumpiera en el mercado la PS3 (aunque por lo original de su nombre suele confundirse con la primera PlayStation).

La PSX es un dispositivo grabador de TV con disco duro de 160 ó 250 gigas, según el modelo, en cuyo corazón hay instalada una PS2. Dado que el catálogo de esta última sigue dándole mil patadas al actual de PS3, y visto lo espectacular de su diseño (por no citar el precio, ya que cuesta la mitad que una PlayStation 3 de segunda mano), tenía la compra más que decidida desde que la viera in situ por vez primera hace más de un año.

Como he comentado, estéticamente es una pasada. Se asemeja más a un reproductor que a un disco duro, viene con mando a distancia incluido (aunque no con Dual Shock ni Memory Card, que tuve que comprar por separado) y para ser algo antigua (2003, 2004) permite compartir datos con una PSP (incluye ranura para Memory Stick). Aparte, tiene un puerto USB (se echan más en falta), dos para Memory Card, otros 2 para mandos de PS2 y todo tipo de entradas para hacer conexiones tanto a TV como a PC. Es necesario comprarse un distribuidor de cable de antena para poder sintonizar la televisión desde la propia PSX. Al hacerlo, queda como se ve abajo.




El menú de PSX es el precursor (simple y experimental) del que actualmente tenemos disponible para otros sistemas Sony (aparte de consolas, también aparece en los últimos televisores Bravia). De éste destaca, obviamente, el navegador de canales de TV, con funcionalidad para grabar al instante o programar lo que te venga en gana. Más adelante, si decides grabar en DVD lo que hayas almacenado en el disco duro, da opciones de edición bastante decentes.

Hace unos años Sony ofrecía un servicio de actualizaciones que cesó en 2006, además de un añadido llamado TV guide que funcionaba a modo de teletexto (con una interfaz más digna, claro está) para que supieras en el acto qué programas del día o de la semana podían interesarte. Lamentablemente, la PSX no permite grabar programas de TV por cable, la BS japonesa, ni siquiera hacer copias de seguridad de tus DVDs (¡lo cual está considerado un delito en Japón!), así que uno sólo puede almacenar en su disco duro contenido de la televisión emitida en abierto. Por motivos de seguridad, tampoco parece que pueda conectarse un disco duro externo. Por lo menos es compatible con el disco duro de la PS2, aunque no creo que vaya a utilizarlo en la vida. Sobre los formatos de audio y vídeo que puede reproducir... Cof, cof.

Como es lógico, a día de hoy la reducida funcionalidad de la PSX (tras el cese de actualizaciones) y su limitación territorial (ya que su entrada de antena es de estilo japonés) la convierten únicamente en una golosina para coleccionistas. Yo necesitaba una PS2, y como los modelos anteriores (arcaico y slim) ya los tenía en España... En fin, al menos me hincharé a grabar de principio a fin programas chorras japoneses de esos que tanto rulan por youtube.

3 comentarios:

retropia dijo...

¿Pero con esta psx se puede ver los canales de televison en España?

Esto debe de ser como el abuelo del PlayTV

Digipure dijo...

Frikiiii!

Chibimogu dijo...

retropia: qué va, más quisiera yo, este aparatejo en España es puro fetichismo.

digipure: creo recordar que hiciste un comentario similar hace 8 meses, a ver quién es el friki aquí por cierto cof cof

Relacionados: